Necrosis apical

La aparición de esta patología en la nuez ha provocado daños muy graves. En España se detectó en Extremadura, en 1977 y inmediatamente en las otras zonas productoras. Produce una caída prematura de los frutos y se observa su nuez ennegrecida y húmeda. Previamente se observa necrosis en el extremo del fruto. En principio se confundió con un síntoma de bacteriosis, debido a Xanthonomas arborícola pv.juglandis. Observaciones posteriores, permitieron establecer que la patología era diferente a la bacteriosis, detectándose la presencia de diferentes especies del hongo Fusarium, así como alternaria y colletotrichum. Se considera que algunas variedades son mas susceptibles a la patología: Hatley, Chandler, Serr y Vina.

Es difícil combatir esta enfermedad. Se aconsejan tres a cuatro tratamientos con cobre, empezando en pre-brotación, a los que añadirá mancozeb. El empleo de tebuconazol, en las fases de floración y post-floración, parece dar resultados interesantes. Las condiciones de estrés de la planta por falta de riego o abonos, las excesivas humedades, etc. se han citado como factores que aumentan el riesgo.

 

La experimentación sigue avanzando, para determinar con mayor precisión los causantes y poder establecer estrategias e lucha.