Cuidados

MANTENIMIENTO DE LA PLANTACIÓN:

Durante la temporada vegetativa, no debe haber hierba en la plantación.

Eliminar la hierba químicamente:  Utilizar productos de preemergencia que impiden la germinación y productos sistémicos quiénes, transportados por la savia, ocasionan la destrucción de las hierbas.

Ejemplo: FINALE

Respetar las dosis y los usos inscribidas sobre el embalaje.

IRRIGACIÓN: MICRO ASPERSIÓN O EL GOTEADO

(Un estudio previo debe ser efectuado por un especialista)

Para un desarrollo más rápido, un rendimiento elevado y regular, una perennidad más importante. La irrigación permitirá la salida de la hierba en la plantación interlínea; la hierba deberá ser cortada regularmente y la fila desherbada químicamente.

TALLADO DE MANTENIMIENTO  Tiene como objetivo: el alumbrado del interior del árbol que permitirá conservar un buen calibre de los frutos y un buen estado sanitario. Esta talla se efectuará durante el descanso vegetativo, cuando las diferencias de temperatura día / noche son las más débiles, con el fin de evitar derrame de savia.

PODA DE FORMACIÓN:

Planta de un año: 1 año después de la talla. Planta de 2 años: 1r año de plantación.

Para efectuar la talla de formación la altura del retoño debe ser de un mínimo de 2 m para poder tallar entre 1,20 m y 1,40 m.

-Suprimir debajo del corte los 4 primeros yemas principales; las futuras ramas principales deberán arrancar del yema secundario.

-En curso de vegetación equilibrar tallando las botones durante el verano, el alargamiento de es- tas ramas principales.

-Cortar los botones entre 15 y 20 cm los retoños que arrancan bajo los cuatro ramas principales.

-En el caso de plantas de un año podadas no habiendo alcanzado esta altura, podar de nuevo.

PODA DE LAS RAMAS PRINCIPALES

Conservar las 3 ramas principales más vigorosas, las que permiten una buena repartición a 120 °. Serán recortadas a cerca de 2/3 de su longitud por encima del yema exterior.

Excepto las talladas del verano, estas operaciones de talla se hacen durante el descanso vegetativo del ár- bol, cuando las diferencies de temperatura día / no- che son las más débiles, con el fin de evitar los derrames de savia.